Somos lo que comemos. Pero, ¿necesitamos realmente una alimentacion para ciclistas?

La gula… pecado capital

Comer es un placer. Hay que reconocerlo. Vayamos a donde vayamos, estamos rodeados de manjares o de propuestas culinarias que nos hacen caer en la tentación y, ya de paso, en uno de los pecados capitales más deliciosos que hay: la gula.

Y esto hace que se produzca una de las paradojas más curiosas de nuestra sociedad: hacemos más deporte que nunca al mismo tiempo que tenemos más sobrepeso que nunca.

Hacemos deporte hasta la extenuación, llevamos una dieta para afinarnos, pasamos hambre… y la caprichosa realidad se empeña en mostrarnos por medio de una estancada báscula que nuestros esfuerzos no se ven siempre recompensados.

Llegar a ese peso ideal es muchas veces… casi una quimera de alcanzar. Y más cuando la edad o nuestro ritmo de vida se alían para no lograrlo.

El objetivo es estar fino

Estar fino en ciclismo no es lo mismo que estar delgado. Esta distinción me canso de hacerla ante aquellas personas que no están dentro del mundo del ciclismo.

Estar delgado para un ciclista no es suficiente. Estar fino es el objetivo. Y es que llegar a este punto es sinónimo de alcanzar un nivel que te permite afrontar retos molones. Es un punto óptimo de peso y estadio de forma convinados.

Pero llegar a este punto no es fácil. No es un camino de color de rosa. Toca ponerse las pilas y currárselo. Es cuando todo tiene que encajar y, sobre todo, cuando la alimentacion para ciclistas se convierte en parte del entrenamiento diario.

Sin volverse loco con la alimentacion para ciclistas

Hay una máxima que dice que “somos lo que comemos”. No todo el mundo está de acuerdo con ella, pero en términos generales es un dicho que, al menos para mi, es bastante ilustrativo.

Perder esos kilos de más y llegar a ese punto de decir que estamos finos, pasa inevitablemente por llevar una alimentacion para ciclistas adecuada.

Pero no hay que volverse loco y cambiar toda nuestra vida de golpe. No podemos pasar de alimentarnos a base de patatas fritas, hamburguesas y platos precocinados a ser vegetarianos de un día para otro.

Como todo en la vida debemos seguir una progresión. Y es que entre esos dos puntos es conveniente que pasemos por otros estadios para ir subiendo escalones poco a poco.

alimentacion para ciclistas … y no ciclistas

¿Quién no ha oído a alguien decir “empecé una dieta y no notaba nada. Así que la he dejado”?

Y es que hacer una dieta implica, sin darnos cuenta, hacer muchos cambios de hábitos alimenticios y personales. Si intentamos hacer esos cambios todos de golpe nos podemos ver desbordados. Y esto hace que al final nuestra paciencia se agote y acabemos por abandonar.

Os dejo mi experiencia en esto de las dietas y que hago personalmente en lo referente a la alimentacion para ciclistas. Os diré que los hábitos que os indico no los he aplicado de golpe. Todo lo contrario. Los he ido introduciendo de manera paulatina.

Pensad que para asentar un hábito necesitaréis entre 21 y 28 días de trabajo consciente para que acabéis haciéndolo de manera inconsciente.

Aquí os dejos los 7 hábitos sobre los que he trabajado en estos últimos tiempos:

  1. Haz 5 comidas al día. El desayuno debe ser el más potente seguido de la comida. la cena ligera y el almuerzo y la merienda deben ser tentempiés… ¡no te pases!
  2. Minimiza y/o elimina principalmente ciertos alimentos como son los azúcares refinados, bebidas/refrescos carbonatados, bollería industrial, fritos, platos precocinados y el alcohol.
  3. No comas hasta sentirte lleno. Para antes.
  4. La alimentacion para ciclistas, como cualquier otra alimentación, se basa en una dieta sana y equilibrada. Las frutas y verduras deben ser parte de tu día a día, no sólo de pasta se alimentan nuestras pedaladas.
  5. Bebe mucha agua. La hidratación es clave en todo el proceso
  6. Recurre a productos ecológicos. Es una manera de empezar a respetar a nuestro organismo y a nuestro entorno.
  7. Escucha a tu cuerpo. Especialmente las sensaciones al asentar estos nuevos hábitos.

Siguiendo estos 7 puntos, y sin renunciar a mis premios y homenajes, para una altura de 1,72 que tengo, mi peso oscila entre 69-70 kg, por si os sirve de referencia.

Indudablemente que hay muchos más factores que influyen de manera determinante en el peso, pero os puedo asegurar que estas pautas ya marcan un antes y un después. Y sobre todo una base sobre la que trabajar.

A partir de aquí se abre todo un mundo apasionante por delante, en el que sumergirse te aportará un montón de opciones. Desde las propuestas vegetarianas o flexivegetarianas (entre otras muchas), hasta dietas alcalinas, disociadas,…

Llegar a estos otros niveles muy posiblemente requiera de mucha más dedicación y concienciación personal e incluso tener que recurrir a un profesional que nos asesore y marque unas pautas ajustadas a nuestras necesidades. Pero a buen seguro que los 7 hábitos indicados, si los tenéis interiorizados, ya os serán de gran utilidad para avanzar.

De momento, para empezar y hacer boca, interiorizar estos 7 hábitos ya es suficiente trabajo. El siguiente paso será el de personalizar tu alimentación. Pero eso ya es harina de otro costal.

Espero que haya sido de vuestro interés esta nueva entrega de entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo centrada en la alimentacion para ciclistas.

¿Qué te ha parecido? Comparte, dale al me gusta y si tienes alguna duda déjamela a modo de comentario.

NA Fotos propias, QHCiclismo Ninja y Kris Moya

 

Otros enlaces relacionados que pueden ser de tu interés:

¿Existe un entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo?

Entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo: objetivo TARGET

Entrenamiento ciclista de 1, 2 ó 3 días por semana: 7 ideas de mejora

La visualización en el entrenamiento ciclista

7 claves de motivación ciclista para pedalear más y mejor

7 hábitos ciclistas a corregir para mejorar encima de la bicicleta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *