Mejorar encima de la bicicleta no siempre es cuestión de entrenar. En algunas ocasiones también es cuestión de mejorar hábitos ciclistas.

Dentro de este conjunto de artículos relacionados con el entrenamiento para ciclistas con poco tiempo, en esta ocasión voy a hablaros del tema de hábitos ciclistas, aspectos que no reciben siempre la atención que se merecen, pero que a la postre pueden acabar por ser determinantes en nuestro rendimiento y evolución.

¡Estoy estancado!

En la revista de ciclismo a Fondo hay una sección en la que hablan de ergonomía y cosas parecidas. En ella se muestran casos reales de compañeros que, o bien tienen algún problema que les impide disfrutar de la bicicleta con plenitud o bien se sienten estancados en su evolución.

Desde dolores, pérdida de rendimiento, desmotivación, dudas,… son sólo algunos de los ejemplos en los que se resumen algunas de estas situaciones.

En algunos casos, este estancamiento obedece a causas fisiológicas. Es en este punto donde la intervención de un profesional se antoja determinante. Pero en otros muchos casos, la solución pasa por un simple cambio de hábitos, en los que un profesional también nos puede echar un cable, aunque debemos ser nosotros los proactivos para implementar y cambiar algunos hábitos ciclistas.

7 hábitos ciclistas a trabajar

A continuación os hago mi listado de 7 hábitos ciclistas en los que, personalmente, pongo un interés especial por mejorar en mi día a día.

¿Son la clave para mejorar nuestro rendimiento? Sinceramente no lo sé. Pero lo que si os puedo asegurar es que os permite ver el ciclismo desde otra óptica, pasando a ser la persona lo más importante para irradiarlo a su entorno.

  1. Material ciclista

No vale la pena en obsesionarse con tener lo último de lo último. Si no eres feliz con lo que tienes, ¿qué te hace pensar que lo serás con lo que no tienes? Salvado el efecto placebo inicial, al final quien tiene que acabar por dar la talla eres tú. Indudablemente que una buena máquina y equipación ayuda, pero a partir de ciertos niveles esos cambios aportan mejoras prácticamente despreciables.

  1. Revisión médica

Grábatelo a fuego, especialmente si ya tienes una cierta edad. Pasar la ITV de tu cuerpo cada año es fundamental. No vale la pena arriesgarse. Analíticas, electros y pruebas de esfuerzo son cosas por las que debemos pasar si o si. En esto no vale la pena ni escatimar ni racanear.

  1. Ergonomía

Desde la posición encima de la bicicleta a la colocación de las calas de las botas, requieren dedicar un tiempo, especialmente cuando hacemos cambios. Si no te puedes permitir ir a un sitio donde te hagan un estudio biomecánico, pregúntale a tus compañeros de salidas cómo te ven encima de la bici. Sácale el máximo partido posible a esta información que te den y contrástala con tus sensaciones.

  1. Cadencia

Dosificar los esfuerzos es clave de cara a mejorar nuestro rendimiento, tanto en el mismo día como de cara al futuro. Una manera de dosificarlo es por medio de la cadencia. Evita ir atrancado y busca ritmos de 90-100 pedaladas en llano y alrededor de 65-70 en subidas. Tus rodillas lo agradecerán de manera clara y directa. Si quieres saber más te invito a leer un artículo mío anterior clickando AQUÍ.

  1. Respiración

¿Crees que sabes respirar bien? El 100% de las respuestas será SI. Sólo un porcentaje muy pequeño, en el que no me incluyo, realmente lo sabéis hacer bien. No quiero extenderme más, así que os invito a leer un artículo que publique al respecto clickando AQUÍ, que seguro os resultará muy interesante.

  1. Ponte al frente con lo que tengas

Salir con miedo a perder rueda es un pensamiento que todos hemos tenido en algún momento. Pero, ¿quieres mejorar tu estado de forma y tu autoestima evitando ese pensamiento? Si la respuesta es SI, mi recomendación es que des la cara sin miedo en todas las salidas. Ponte al frente del grupo sin miedo a quedarte. Con generosidad. Y si pierdes rueda no pasa nada. Habrás dado lo mejor de ti enseñando tu mejor versión. La generosidad tiene premio siempre y cuando recojas los frutos te sentirás mejor.

  1. Sé feliz

Así de simple. Salir en bicicleta tiene que ser siempre una experiencia gratificante. Aparca obsesiones y sal sólo a disfrutar y a ser feliz. Relativiza las cosas y siente cada pedalada. Disfruta del camino sin preocuparte del resultado, porque si lo haces así éstos acabarán por llegar solos.

Espero que haya sido de vuestro interés esta nueva entrega de entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo centrada en los hábitos ciclistas.

Comparte, dale al me gusta y si tienes alguna duda déjamela a modo de comentario.

NA Fotos propias, La Mussara, Ciclismo Ninja y Kris Moya

 

Otros enlaces relacionados que pueden ser de tu interés:

¿Existe un entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo?

Entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo: objetivo TARGET

Entrenamiento ciclista de 1, 2 ó 3 días por semana: 7 ideas de mejora

La visualización en el entrenamiento ciclista

7 claves de motivacion ciclista para pedalear más y mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.