Antes de empezar a pedalear hay que definir los objetivos para dar sentido al entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo.

¿Para qué hago todo esto?

Parece muy simple esto que voy a decir, pero la realidad es que es la madre del cordero. Por eso lo pongo lo primero.

No es tan sencillo responder a preguntas tan simples como: ¿Por qué monto en bicicleta? O ¿Para qué monto en bicicleta?

Son preguntas clave para definir correctamente nuestros objetivos. Montar en bicicleta, a partir de cierto momento se convierte en algo pasional. Este detalle marca mucho. Pero es por ello que debemos de tener claras las respuestas.

¿Por qué montamos en bicicleta? Las respuestas pueden ser tantas como personas hay en este momento pedaleando. Desde temas de salud con sus variantes, temas de conciencia social, una manera de hacer deporte, comol medio de transporte o simplemente como hobbye.

Y luego tenemos el para qué. Y es aquí donde entran en juego nuestros objetivos personales. Si haces un ciclismo más deportivo, fijar objetivos es más importante que si haces un ciclismo más lúdico o simplemente utilizas la bicicleta sólo como un medio de transporte.

Teniendo en cuenta que este post lo englobo dentro de un conjunto de entradas sobre entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo, voy a centrarme en la definición de objetivos deportivos. Aunque el concepto puede ser igual de válido y aplicable en otros aspectos de nuestra vida e incluso para otros deportes.

Tener claros nuestros objetivos nos va a permitir evitar hacer las cosas como pollos sin cabeza, ver nuestra evolución y saber si llegamos en un estado óptimo a esa gran cita que hemos marcado en el calendario. Tener un objetivo nos va a permitir poner e el foco y nuestra atención en algo concreto, aprovechando así al máximo toda nuestra energía.

Definir objetivos TARGET en el entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo

En esta definición de nuestros objetivos, es importante distinguir entre objetivos principales y objetivos secundarios. Estos segundos son como hitos que intercalaremos y que nos permitirán mantener la motivación y evaluar si nuestra evolución es la correcta con el fin de pivotar y  rectificar los desvíos en los que hayamos podido incurrir.

Independientemente de lo dicho, cualquier tipo de objetivo que nos marquemos tiene que reunir una serie de características para poder considerarlo un objetivo en toda regla, de lo contrario no dejarán de ser deseos o sueños.

Para ello os propongo recurrir a la herramienta TARGET (objetivo en inglés), la cual nos servirá para definir con exactitud nuestros objetivos:

  1. Tangible. Todo objetivo debe ser medible.
  2. Afirmativo. Debemos definirlo siempre en afirmativo.
  3. Realista. Los objetivos deben ser retadores, pero alcanzables.
  4. Ganancia. Alcanzar el objetivo tiene que reportarnos un beneficio.
  5. Evidencia. Hay que poder visualizarlo en tu mente con todo lujo de detalles.
  6. Tiempo. Tiene que estar acotado en el tiempo.

¿Ponemos un ejemplo?

Vamos a poner hilo a la aguja para que nuestro entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo empiece a tener sentido. ¿De qué manera? Pues con un simple ejemplo.

Si lo que queremos es llegar en óptimas condiciones al mes de junio porque es en ese mes donde se concentran nuestras grandes citas, es el punto de partida para empezar a trabajar. Y vamos a utilizar un referente que muchos de vosotros conocéis: la Quebrantahuesos.

Lógicamente, en función de nuestro entrenamiento (1, 2 ó 3 días) y de nuestras capacidades, estos objetivos variarán. Pese a todo vamos allá con un ejemplo:

  • Tangible: tener un punto de forma para hacer la QH a una velocidad media en marcha de 20 km/h (para 1 día de entrenamiento), 23 km/h (2 días de entreno) o 26 km/h (para 3 días de entreno). Aquí cada uno tendrá que acabar de posicionarse.
  • Afirmativo: acabar la QH en condiciones óptimas.
  • Realista: si hacemos un entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo no pretendamos llegar los primeros. Acabar en el primer caso, plata en el segundo y, ¿por qué no?, oro en el tercero (hacer cajón ya sería matrícula de honor).
  • Ganancia: debemos conciliar nuestra vida profesional y personal con la bicicleta, para que al final nos quede un balance positivo.
  • Evidencia: haz un ejercicio de visualización con todo lujo de detalles. Te tienes que ver disfrutando en tu mente y alcanzando tu objetivo.
  • Tiempo: fíjate un plazo razonable para alcanzarlo. Si es 1 de junio y no has salido en todo el año, siento decirte que deberás cambiar tu objetivo.

Resumiendo y en clave personal: teniendo en cuenta que este año me veo obligado a combinar ciclismo indor entre semana con salidas en fin de semana, mi objetivo ciclista para este año lo formularía en los siguientes términos:

“Tener un nivel de forma que me permita realizar la QH a una media de 27 km/h acabando con una sonrisa. Para ello la conciliación familiar y profesional será fundamental y necesaria. Y dispongo de 6 meses para conseguirlo.”

Y mi objetivo es la QH, para mantener la motivación y evaluarme, vale la pena poner objetivos intermedios a modo de hitos. Yo por ejemplo intento ir a una marcha cada mes buscando una progresión: en marzo una de 130 km (por ejemplo Rutas de Vi i Cava), abril de 150 km (Rutas del Montseny) y mayo de 180 km (GF La Mussara).

Cada uno de estos hitos, además, puede ser por sí mismo un objetivo en toda regla sin ningún tipo de problema.

No confundir objetivo con resultado

Un error muy frecuente en el que muchos hemos caído, y que debemos evitar a toda costa, es el de confundir el objetivo con el resultado, cuando realmente el resultado es la consecuencia de alcanzar el objetivo.

Pensemos que, generalizando, el objetivo depende de nosotros casi en exclusiva, mientras que el resultado depende de haber alcanzado nuestro objetivo y de factores externos que en muchas ocasiones no están en nuestras manos controlar.

Dicho de otra manera. Si nuestro objetivo es hacer la QH en 8:00 realmente nos estaremos focalizando en un resultado y un simple pinchazo o avería nos dará al traste con todas nuestras ilusiones. Confundir objetivo con resultado nos puede llevar a frustración. Y eso no nos lo podemos permitir.

Os dejo un enlace que publiqué con anterioridad en el que hablaba más extensamente de la diferencia entre objetivo y resultado que seguro te resultará interesante.

Una vez tenemos claro nuestro objetivo toca ponernos a trabajar en nuestro entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo.

¿Te ha quedado claro cómo definir tus objetivos? ¿Te ha parecido interesante?

Dale al me gusta y si tienes alguna duda déjamela a modo de comentario.

NA Fotos propias, Ciclismo Ninja, Laura InBianco y Kris Moya

 

Otros enlaces relacionados que pueden ser de tu interés:

¿Existe un entrenamiento ciclista para cicloturistas con poco tiempo?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.