Por segundo año consecutivo me toca hacer base en spinning para atacar los objetivos que me he puesto en este 2018. ¿Te apuntas?

¿Somos dueños de nuestro tiempo?

El tiempo es un rodillo implacable. Devora todo lo que tiene a su alrededor sin posibilidad de echar marcha atrás o de detenerse a darnos un respiro.

¿Quién no ha arrancado la semana pensando en la cantidad de tiempo que disponía y cuando te das cuenta es domingo por la tarde y tienes la sensación de no haber hecho nada?

Me apuesto lo que quieras a que esta sensación, en mayor o menor medida, seguro que la has tenido en algún momento. Y si tienes niños esto se agudiza de una manera exponencial.

Compaginar vida profesional, vida privada y aficiones personales se convierte en muchas ocasiones en un auténtico encaje de bolillo. Y es que el día tiene 24 horas, la semana 7 días y el año 52 semanas.

Así que cuando te pones manos a la obra con ello es fácil preguntarse si somos dueños de nuestro tiempo. Tengo mis dudas de que lo seamos en el sentido más amplio de la expresión.

Toca, y ya en clave cicloturista, poner imaginación, ganas y empeño para que todo encaje como si de un puzle se tratara, aunque a veces tengas la sensación de que faltan o sobran piezas.

Una temporada para disfrutarla

Ya desde finales del año pasado, empezamos a recibir de manera continuada un bombardeo de fechas de marchas y grandes retos para el año que acabamos de comenzar. Propuestas, muchas de ellas, de esas que nos hacen soñar y nos ponen los dientes largos.

Nuestra imaginación empieza a volar y nos vemos, ya con el calorcito de la primavera o de los primeros compases del verano, disfrutando de rutas de ensueño.

Y es que la oferta que tenemos, además de amplia es realmente espectacular y apetitosa. Ya desde febrero (según la latitud), podemos estar dando ya el cayo y no acabar hasta bien entrado en otoño. Y si a eso le sumas tus propios retos personales y quedadas con los colegas…

¡Decidido! Toca ponerse las pilas. Estamos en enero y… ¡hay que ponerse en marcha YA!… para que podamos disfrutar de cada pedalada.

Yo empiezo a hacer base en spinning

La verdad es que para mi, el arranque de este año, como no podía ser de otra manera, empieza cargado de ilusión por hacer cosas guapas y diferentes a las hechas en otros años. Me gusta salir de mi zona de confort en la que con tanta facilidad nos instalamos.

¡Y es que casi siempre hacemos los mismos entrenamientos, rodamos por las mismas rutas y nos apuntamos a las mismas marchas como si de autómatas fuéramos!

Así que este año voy a romper esa dinámica. De buenas a primeras decir que la diosa Fortuna ha querido que no vaya este año a una cita tradicional como es la QH, cosa que va a ser claramente muy positiva como os voy a ir desgranando poco a poco… y es que el foco está puesto en el EM2018.

De momento no quiero adelantar temas ya que lo que realmente toca es empezar a quitar las telarañas y hacer base en spinning. Con la experiencia del año pasado espero pulir detalles y sacarle todo el rendimiento que pueda a esta modalidad para aplicarla a la carretera.

Sé que no todos los preparadores físicos lo plantean igual, pero en mi caso, entre mi adaptación y el poso que tengo acumulado, arrancar la temporada haciendo esta base me viene de maravilla.

De buenas a primeras, tras un mes de casi parón, diciembre y enero los dedico en exclusiva a hacer base en spinning, dividiendo este periodo en dos bloques:

  1. Diciembre: 3 sesiones semanales de 60 minutos pedaleando entre el 60-65 % de mi FCM y un día de carretera/BTT lo más llano posible buscando las mismas pulsaciones. En ambos casos con la frecuencia de pedaleo es alrededor de 90 PPM.
  2. Enero: 3 sesiones semanales de 60-75 minutos pedaleando entre el 70-75 % de mi FCM y un día de carretera/BTT buscando las mismas pulsaciones. En ambos casos con una frecuencia de pedaleo de alrededor de 90 PPM.

Estos dos meses son tremendamente aburridos, especialmente el primero, ya que la sensación de poco esfuerzo o de no hacer nada es patente. ¡Y es que en carretera te pasa hasta la gente andando!

Pero los beneficios de hacer base en spinning, y luego en la bici, cuando lo pienso con frialdad,  son claros:

  • Coger hábito de entrenamiento sin quemar naves.
  • Empezar a afinar peso sin obsesiones.
  • Recuperar una cadencia de pedaleo elevada.
  • Conseguir un pedaleo redondo.
  • Prepararme fisiológicamente para cuando toque aumentar las cargas.
  • Pasar menos frío que haciendo entrenos al aire libre (sólo el indoor).
  • Entrenar sin depender de la climatología (sólo el indoor).
  • Y como paralelamente estoy ya confeccionando un calendario… cargarme las pilas a nivel psicológico para todo lo que tiene que venir.

La verdad es que el ciclismo indoor ha sido todo un descubrimiento para mi, sobre todo cuando mis horarios laborales me han obligado a colgar la bicicleta entre semana. hacer base en spinning es el primer escalón para alcanzar el EM2018, el gran reto que me he impuesto este año. Espero que mi experiencia te sirva a ti también para seguir soñando.

Y de qué retos tan guapos estoy hablando… ¡eso déjame que te lo explique en el siguiente post en el que también te daré unas pinceladas del EM2018!

Y tu… ¿cómo te planteas el arranque del año para ponerte fino?

Dale al me gusta, comparte y déjame tus comentarios, estaré encantado de leerlos y responderte.

NA Fotos propias, de Kris Moya Studio y Ciclismo Ninja

 

Te puede interesar:

Entrenos de ciclismo: hacer base… descubre los secretos

Spinning para ciclistas , mis 7 claves de adaptación

entrenamiento spinning ciclismo para rodar en menos de 7:30 en la QH

entrenamiento ciclista spinning , 5 pros y contras del ciclismo indoor

2 pensaban en “hacer base en spinning para atacar los retos del 2018”

  1. Pues yo he hecho dos meses y medio ,que quitando una semana que estuve chunguillo he ido al gym hacer spining, pero sin profesor, haciendo lo del libro del chema, pero claro entre 60 y 120 min , el lunes empeze las clases pero buff ,me ha salido los dos dias 144 ppm de media, no se si es mucho, y lo malo k la resistencia de las maquinas no tienen numeracion para saber si le das mas o menos , en fin he entrado en este mundillo, mucho mas ameno k tu con tu mp3 , pero durillo por lo menos para mi je je je, supongo que mis 89 kilillos tendran algo que ver

    1. Hola Manolo!!
      De los libros del amigo Chem Arguedas te recomiendo el de “pedaladas bajo techo” ya que todo lo que explica se adapta esta modalidad de entrenamiento. En ciclismo indoor no hace falta que hagas tanto tiempo, puede llegar incluso a ser perjudicial, especialmente cunado empieza a hacer calor.
      Lo de las pulsaciones medias depende de tu objetivo y valorar si son muchas o,pocas depende de cada individuo.
      Disfruta del spinning, pero adapta las sesiones a lo que es tu objetivo. Verás que le puedes sacar mucho rendimiento.
      Saludos y pedales!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *