Estamos en puertas de la Quebrantahuesos y toca pulir detalles. Hoy os voy a hablar de cuándo y que comer en una gran fondo como es la QH.

Cuando te quedas sin gasolina

El Tío del Mazo, en forma de pájaras, rampas o problemas gastrointestinales, es uno de los indeseables compañeros de ruta con el que podemos encontrarnos en una gran fondo como sería la Quebrantahuesos.

Detrás de estas situaciones nos daremos de bruces casi siempre con dos problemas que se repinten de forma tozuda en todos los casos: hidratación y alimentación.

Y es que cuando vamos a una marcha, como sería el caso de la Quebrantahuesos, parece que nos olvidamos de lo más importante: poner gasolina al motor, o ponerle 95 cuando necesitas diesel. Y fallar en esto es sinónimo de tirar por la borda todo un año de trabajo y de ilusiones.

Pero no sólo es saber que comer en una gran fondo en base a valores energéticos. También es importante saber cuándo comer y saber elegir en cada momento qué opción es la ideal y cuál es la que mejor se adapta a nosotros.

Esto último que os digo es calve. No todos somos iguales. Nuestra habilidad encima de la bicicleta, nuestros condicionantes físicos, nuestra preferencias,… todo ello se transforma al final en un cóctel que debemos personalizarlo al detalle para evitar que El Tío del Mazo nos sorprenda.

Mis 7 calves para saber cuándo y que comer en una gran fondo

No diré que todos los manuales de alimentación ciclista son genéricos, ya que seguro que alguno de vosotros me dejaréis algún comentario al respecto con el título de alguno que será todo lo contrario. Pero la realidad es que la mayoría si lo son.

Se centran mucho en valores energéticos, en fuentes de energéticas y conceptos metabólicos que, sin decir que no son importantes (¡qué lo son!), pero adolecen, al menos para mí, de esos casos prácticos que nos permiten afrontar la realidad con conocimiento de causa y entender mejor de lo que nos están hablando.

A continuación os voy a dar mis 7 claves para programar lo mejor posible el que comer en una gran fondo y el cuándo hacerlo.

No dejan de ser pautas basadas en la experiencia, por lo que no debes cogerlas por norma y adaptártelas a ti. Quizás no sean muy científicas, pero espero te sirvan para reflexionar sobre la importancia de programar y entrenar el que comer en una gran fondo.

  1. Analiza tu estado de forma y tu objetivo.

Este es el punto de partida para que desarrolles tu estrategia nutricional. Tener una idea de cuánto vas estar encima de la bicicleta es clave. También influirá determinantemente si tu planteamiento es el de ir a buscar tiempo o si vas simplemente a acabar, si eres de los que no paras o eres de los que paras en todos los avituallamientos. Piensa que la norma general es que al menos comas algo cada hora y que bebas por sistema antes de que tengas sensación de sed.

  1. Estudia el recorrido.

Puedes estudiar el recorrido para saber donde están las subidas o por donde discurrirá la ruta. Pero lo más importante en temas de reponer energías es saber dónde podrás avituallarte. Tener esto claro hará que necesites o no llevar algo en tus bolsillos teniendo en cuenta el concepto de comer algo cada hora. Y ya no digamos si de lo que se trata es de hacer rutas tipo brevet.

  1. Los experimentos con gaseosa.

En muchas marchas nos dan como obsequios geles y barritas para probar. Esas guárdalas para tus entrenos. El gran día toma sólo lo que ya sabes que te funciona. No existen las soluciones mágicas de última hora que nos recomiendan. Así que ojo con introducir cosas novedosas por muy maravillosas que nos las pinten.

  1. En cada momento toca lo que toca.

No deberás comer lo mismo si en la marcha empiezas ya subiendo que si tienes un par de horas de rodar en grupo. Y tampoco tomarás lo mismo si vas a cuchillo que si vas a tu ritmo. En cada momento deberás optar por una opción u otra. Yo intento al principio tirar más de barritas que de geles, pero sé también que hay momentos en los que cambio el criterio porque un gel me es más fácil de ingerir que una barrita. Si vas a 160 pulsaciones, comerte una barrita puede ser misión imposible. En función de tu objetivo y de tu estrategia nutricional, haz un ejercicio de visualización y determina de antemano que vas a hacer en cada momento… ¡vale la pena!

  1. En la variedad está el gusto.

¿Qué te parecería ir a comer y que de primer plato tuvieras macarrones, de segundo macarrones y de postre macarrones? Que sería un peñazo de comida. Pues encima de la bicicleta más de lo mismo. Combina varios tipos de barritas (sabores, texturas,…) y de geles para no caer en la monotonía.

  1. Hidratación, hidratación e hidratación.

El agua es el disolvente universal por excelencia. Todo lo dicho hasta este momento es muy importante…. Pero si no hay agua no asimilaremos correctamente lo que tomemos. El hombre muere antes por deshidratación que de inanición. Así que bebe antes de tener sed y si te quedas sin agua para y repón tus bidones si o si.

  1. Empieza a comer meses antes de la gran cita.

Llegar en forma a esa gran cita depende del ingente trabajo realizado a lo largo de los meses previos. Pues con la alimentación pasa lo mismo. El cuerpo se debe de entrenar y habituar a metabolizar lo que vayas a tomar en una marcha. Así que en tus entrenos y salidas dominicales no viene de más que lleves barritas y geles para ir habituándote a ellos. Y la semana previa recuerda hacer una recarga de glucógeno. Nunca viene de más.

Mi estrategia nutricional para la Quebrantahuesos

Un ejemplo vale más que 1.000 palabras. Así que os explicaré mi planteamiento para la próxima Quebrantahuesos. Aquí os desvelo cual será mi estrategia nutricional.

  • Objetivo: rodar en tiempos alrededor de las 7:30 de tiempo.
  • Previsión de tiempo: todo indica que hará calor.
  • Paradas: 2 (Marie Blanque y Portalet)
  • Bidones: 2 de 750 ml (uno con agua y otro con isotónica).

Con este planteamiento llevaré en bolsillos 7 productos: 3 barritas (se puede optar por alternativas caseras), 1 plátano y 3 geles.

Debido a que este año estoy padeciendo problemas dentales (cosas de la edad), las barritas por las que me decantaré serán más del tipo pasta que de las tipo muesli, ya que estas últimas me cuestan más de ingerir. Ojo con las de muesli o galleta ya que si vas un poco a piñón te puedes atragantar con ellas al disgregarse.

En la subida al Sompot empezaré con un gel debido a que se llega a full, en la bajada tomaré el plátano y antes del Marie Blanque me habré tomado una barrita. En el Marie Blanque toca parada para reponer líquido y comer algo de fruta.

El Portalet ya es otra historia. El ritmo ya es otro y antes de subir toca una barrita y 1 hora después otra. En al avituallamiento intermedio pararé a reponer líquidos. De ahí hasta línea de llegada serán los geles los protagonistas: uno justo al entrar en la carretera dirección Hoz y el último justo al entrar de nuevo en la carretera principal para afrontar los últimos kilómetros con “dignidad”.

¿Qué te ha parecido este planteamiento de que comer en una gran fondo? Espero que sea de utilidad y te sirva para planear tu estrategia nutricional.

Y recuerda que cada maestrillo tiene su librillo. Escucha otras experiencias, analzia, compara y si encuentras algo mejor… ¡explicanoslo!

Dale al me gusta, comparte y si quieres dejarme un comentario estaré encantado de responderte.

NA Fotos propias, Ciclismo Ninja, Kris Moya Studio y QH

Otras entradas que te pueden interesar:

Nutrición Ciclista: 5 Claves De Cómo Evitar La Deshidratación

Nutricion Ciclista Ecológica, ¿Asignatura Pendiente De La Industria?

2 pensaban en “¿ cuándo y que comer en una gran fondo como es la QH?”

  1. hola nicolas me acabo d meter en tu web y me parece muy interesante t felicito yo soi un antiguo velo vivo en alcañiz (por cierto un paraiso para las bicis) y nos vemos en el memorial del albert.este año e echo la trepa primera vez y e disfrutado mucho tanto que el año proximo m voi a atrever a la qh,en cuanto a tu articuli sobre la alimentacion creo que es una buena fuente d informacion en cuanto a la alimentacion tengo una pregunta para hacerte ¿que cenar la noche anterior a la marcha y que desayunar? gracias y un saludo nicolas ah soi jorge rosa .

    1. Hola Jorge!!!
      De Alcañiz también es el JM Gimeno, alias El Maño, así que es todo un placer contactar contigo, tanto como antiguo Velo (que uno no deja nunca de ser un Velo) como por ser lector de este blog.
      En relación a tu comentario, primero quiero felicitarte por tu participación en la Treparriscos y animarte, ya de paso, a que el año que viene des el salto a la QH. No te arrepentirás!!!!
      De tus cuestiones, decirte que en relación a la cena del día antes, al meno yo, no modifico mis pautas de comida. Sigo el patrón de “desyuna como un rey, come como un príncipe y cena como un pobre”. De todos modos no intentes comer lo que no has comido en la semana previa y tampoco hagas excesos o ayunos.
      En relación al desayuno, si puedes levantarte temprano, haz un desayuno que te permita hacerle la digestión. De lo contrario algo suave con algo de fruta (por ejemplo plátano que este verde).
      Espero haberte aclarado dudas, aunque la alimentación sigue siendo uno de mis muchos talones de Aquiles.
      Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *