Con el calor tenemos claro que hay que beber más. Pero a veces no tenemos claro cómo evitar la deshidratación. Aquí te dejo 5 claves para evitarla.

¡Qué no somos camellos!

Con la llegada del verano también llega uno de esos fantasmas que pueden amargarnos un maravilloso día de ciclismo: la deshidratación. Muchos somos conscientes de esta situación, pero algunos se comportan como si esto del calor no fuera con ellos.

Saber cómo evitar la deshidratación es tan importante en verano como en invierno, aunque el riesgo sea más evidente en el primer caso, ya que las temperaturas ambientales juegan más en nuestra contra.

La primera de las consecuencias que evidencian que estamos padeciendo deshidratación es la pérdida de rendimiento. No lo notaremos en un aumento de pulsaciones (aunque se estima un aumento de unas 10 pulsaciones), pero veremos que poco a poco vamos a menos.

Otras de las consecuencias de la deshidratación es la aparición de los temidos calambres. Esto es debido a la alteración que se produce de nuestros niveles en sangre de diferentes elementos. Pero no nos engañemos, en los calambres la deshidratación es sólo un agravante según dicen los expertos.

Así que si lo que quieres es saber cómo evitar la deshidratación, lo primero que tienes que quitarte de la cabeza es que los ciclistas somos camellos. Necesitamos beber más de lo normal. Hasta con tiempo frío, un error que seguro cometió alguno en la pasada Quebrantahuesos.

cómo evitar la deshidratación

Mis 5 claves de cómo evitar la deshidratación

Saber cómo evitar la deshidratación es más sencillo de lo que parece. A continuación os propongo 5 claves que utilizo habitualmente, también en invierno, para garantizarme tener unos niveles hídricos óptimos.

Puede que haya algún experto o entendido que puntualice, amplíe o justifique el hacerlo de otra manera, pero en términos generales, especialmente para aquellos que no prestan ninguna atención a este aspecto, estas 5 claves de cómo evitar la deshidratación pueden marcar un antes y un después.

  1. El pipí que se clarito.

¿Cómo saber si estamos correctamente hidratados? ¡Tan sencillo como mirar el pipí! Si presenta un color muy oscuro… ¡malo! Tu hidratación es deficiente. En tu día a día lo óptimo es que sea clarito. Es el mejor indicativo que llevas una correcta hidratación.

  1. No sólo hidrata el agua.

No te obsesiones sólo con beber y beber agua. Los alimentos también llevan agua (hasta los más insospechados). Las frutas y verduras son fuentes de hidratación muy importantes.

  1. ¿Bebidas isotónicas o agua en la bici?

Si puedes llevar dos bidones en la bici, que uno sea bebida isotónica y el otro con agua sola. Si tomas barritas o geles lo mejor es que luego bebas agua para garantizar su asimilación.

  1. No esperes a tener sed.

Si tienes sensación de sed es que ya vas tarde. Hay que ir bebiendo de manera continua sorbos de agua que sean largos. No basta con mojarte los labios. En verano adapta tu ruta a las fuentes, para y no seas un camello.

  1. La regla del litro y medio por kilo.

Al llegar a casa los expertos nos dicen que repongamos al menos 1,5 litros de agua por kilo de peso que hayamos perdido. Agua, bebidas isotónicas, frutas e incluso cerveza (con moderación) pueden ser las mejores opciones.

cómo evitar la deshidratación

Las chicas tenéis ventaja

Independientemente del nivel en el que estés no descuides nunca la hidratación. Aprender cómo evitar la deshidratación es muy importante, hasta en invierno.

Y los chicos… ¡aun tenemos que preocuparnos más por todo lo dicho! Y es que sudamos mucho.

Por el contrario, en este aspecto, las chicas juegan con ventaja. Vosotras lo tenéis algo más fácil para controlar la hidratación: sudáis menos y retenéis más líquidos de manera natural, especialmente antes de la ovulación. Pero esto no debe ser una excusa para descuidar este aspecto.

Y tu… ¿sabes cómo evitar la deshidratación?

Dale al me gusta, comparte y déjame tus comentarios.

NA Fotos propias y Ciclismo Ninja

4 pensaban en “Nutrición ciclista: 5 claves de cómo evitar la deshidratación”

  1. Los dos bidones lo hago yo ahora con la calor aunque salga hora y poco, los pro(o se creen pros) con tal de no llevar peso de mas en la bici aunque se deshidraten solo llevan uno je je, yo salgo de casa con uno de 500 cc con agua fresquita y el camelback de 750 cc con isotonica y metido en el congelador toda la noche, asi cuando me bebo el primero , el segundo aun esta fresquito ya que es isotermico, y llego ainque sean dos horas con los dos vacios je je

  2. Una buena opción es tomar sales en el agua, yo lo he probado en una marcha y me ha ido muy bien, no es caro y aportamos sales que perdemos cuando dudamos.

    1. Hola Luis!!!
      Opciones hay un montón. El problema es que a la hora de aplicarlas o no lo hacemos o no lo hacemos en la manera correcta.
      Saludos compañero!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.