Hacer oro en QH o M3N es grato. Hacerlo en el mismo fin de semana es la leche. Hacerlo con un entrenamiento ciclista con spinning es la bomba.

Dudas razonables

En una entrada anterior ya hablaba del giro que he tenido que dar este año a mi entrenamiento ciclista con spinning. Y es que las obligaciones profesionales me han hecho cambiar mi ritmo de vida y, por extensión, la manera de hacer mis entrenamientos.

Muchos de los que me leéis, seguro que os encontraréis ante los mismos problemas a los que he tenido que hacer frente este año, problemas que nos dificultan el poder alcanzar ese estado óptimo de forma para acometer los objetivos y retos que nos marcamos a principio de temporada.

Conciliar trabajo, familia, compromisos y bicicleta no es fácil, especialmente para los que la bicicleta es una pasión y no una profesión. Por eso, saber que hay en la trastienda de nuestros referentes nos permite valorar con justicia, tanto los resultados que alcanzan ellos como los que logramos nosotros.

Hasta el año pasado mis entrenamientos los basaba en salidas de bicicleta (2-3 entre semana y 1 en fin de semana), buscando la progresión tanto en kilómetros e intensidades como en horas de pedaleo.

Este año me he visto obligado a cambiar radicalmente mis entrenamientos, dejando la bicicleta prácticamente aparcada para cambiarla por un entrenamiento ciclista con spinning (3 sesiones entre semana y 1 salida en bicicleta en fin de semana).

Con este cambio tan radical de entrenamiento es normal que me surgieran muchas dudas. ¿Iba a alcanzar un nivel óptimo de forma para mantener los mismos objetivos? ¿Estaría en condiciones de acometer nuevos retos? Dudas razonables que por fin se han disipado tras esta última edición de la QH.

QH sábado y M3N en domingo… ¡adiós a las dudas!

Si digo que soy un enamorado de la QH, seguro que a nadie le sorprende. Así que es normal que mi objetivo principal de la temporada se centre en esta cita, siendo más concretamente dicho objetivo el de llegar con nivel suficiente como para acometerlo a un ritmo de alrededor de 7:30.

Y si digo que la M3N es mi niña bonita, seguramente algunos tampoco os sacaré de dudas. Así que imaginaros que cuando estas dos citas coinciden en un mismo fin de semana uno acaba sintiéndose, como cantaba Alejandro Sanz, “con el corazón partido”.

Este año, y ya parece norma, estas dos citas han coincidido y la tentación en forma de reto estaba servida: acometer las dos citas una detrás de otra. Pero el reto, al menos para mi, estaba en saber si con un entrenamiento ciclista con spinning sería capaz de reverdecer antiguos laureles.

La verdad es que, aunque las sensaciones no fueron todo lo deseables que uno espera, la realidad es que los objetivos los he alcanzado. En QH he mantenido cajón para los próximos años y en M3N he rodado, pese a tirar de calculadora toda la mañana, por debajo de las 5 horas.

En resumen… un fin de semana de oro, ¡aunque la edad de uno ayuda a garantizar estos “metales”! ¡Ja, ja, ja!

Pero más que vanagloriarme de los resultados cosechados en forma de medallas como consecuencia de alcanzar los objetivos marcados, creo que os resultará mucho más interesante saber cómo he llegado a ese punto haciendo un entrenamiento ciclista con spinning.

Las dudas sobre la efectividad del entrenamiento ciclista con spinning habían quedado disipadas de un plumazo. Tocaba cumplir la promesa que le hice a mi amigo Dani de contar con pelos y señales todo lo que he hecho este año y, ya de paso, mis conclusiones al respecto.

entrenamiento ciclista con spinning combinado con bicicleta

Decir que toda la planificación se ha centrado sólo en el entrenamiento ciclista con spinning, sería faltar a la verdad. Realmente ha sido una perfecta simbiosis entre ciclismo indoor y outdoor. El uno daba sentido al otro y viceversa.

También he de decir que en estos 6 meses he tenido que adaptarme a un nuevo entorno a marchas forzadas, aprender conceptos nuevos, planificar sesiones y revestirme de una auténtica autodisciplina.

El resumen general de estos 6 meses podría ser este:

  1. El objetivo del entrenamiento ciclista con spinning era un 3+1.

Este ha sido mi mínimo innegociable. Los días de spinning no eran importantes, pero si la cantidad y la constancia. El sábado o el domingo eran las bazas para la carretera.

  1. Planificar la temporada, fijando objetivos e intercalando hitos.

De buenas a primeras me hice un pre-calendario a finales de enero. Allí brillaban con luz propia el Brevet 200 km de St Feliu, La Mussara y Quebrantahuesos, a lo que se le debía añadir alguna otra cita en función de calendarios personales y profesionales.

  1. Flexibilidad total para sacar un día a la semana de bicicleta.

Aunque a uno le gusta salir en domingo y con el club, este año me ha tocado salir en solitario en muchas ocasiones (¡demasiadas!) y es que la prioridad era, ante todo, salir al menos 1 día a la semana. Esta salida es clave ya que es aquí donde estaba obligado a hacer fondo si o si.

  1. Adaptación a las circunstancias.

El día a día acaba por encajar la agenda. De esta manera, a la planificación inicial se le han sumado otras marchas: Rutas del Monseny, Bevet 300 km de Manresa, Cavall d’Acer y Orbea Cadí Challenge, que han acabado por permitirme coger ritmo de marcha al mismo tiempo que hacía fondo.

  1. Sacarle el máximo partido a cada situación.

Y aunque parezca mentira, a cada sesión había que sacarle todo el jugo. Sin relajación y sin obsesión, pero con constancia para aprovechar cada pedalada. No es de extrañar que por eso, en el gimnasio ASME VINTRO al que voy, algunos me miran como si fuera un bicho raro.

En la siguiente entrada os desvelaré, tanto el calendario que he seguido, como el enfoque de cada sesión mes a mes. Así que espero que sea de vuestro interés al mismo tiempo que agradeceré vuestros comentarios para mirar de mejorar de cara al futuro, ya que tengo mucho que aprender en estas lides.

¿Qué te ha parecido esta combinación de entrenamiento ciclista con spinning con entrenamiento en bicicleta?

Dale al me gusta, comparte y, sobre todo, déjame tus comentarios para que todos podamos aprender más cosas.

NA Fotos propias, Laura InBianco y FotosCursa

Entradas relacionadas:

Spining para ciclistas, mis 7 claves de adaptación

2 pensaban en “entrenamiento ciclista con spinning para un reto de oro en QH y M3N”

  1. Hola Nicolas, el mismo inconveniente de tiempo tenemos, sin embargo mis exigencias de competiciónes no son las mismas pues soy un simple biciturista.

    Agradeceria ampliara el tipo intensidad y demás datos de sus entrenamientos con spinning.

    Saludos.

    RAFAEL PEREZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *