Hay ideas inspiradoras como pocas. Esta del shurikan es uno de ellas. Aquí dejo sus claves que seguro os suenan del ciclismo solidario que impulso.

Aunque este es un blog casi en exclusiva de ciclismo, permitidme la licencia de hablar de este exitoso proyecto solidario. Y me gustaría que os fuera igual de inspirador que lo ha sido para mi, porque tiene mucho más en común con las iniciativas de ciclismo solidario que impulso de lo que a simple visa puede parecer.

El detonante

Toda iniciativa solidaria surge, en muchas ocasiones, de un acontecimiento en tu vida que marca un antes y un después. Es como si de un punto de inflexión se tratara que hace que te actives y te pongas en marcha.

Esto me pasó a mi cuando arranqué la Marcha Cicloturista Solidaria. Pero este proyecto del shurikan del que os quiero hablar es mucho más espectacular e inspirador que lo que yo os pueda explicar de mi experiencia personal.

En alguna ocasión he comentado que estamos rodeados de personas excepcionales y no lo sabemos. Personas que son una auténtica inspiración para nosotros aunque nos empeñemos en mirar para otro lado.

Lo primero que quiero hacer es hablar del creador de esta iniciativa solidaria del shurikan blau. Si os digo que se llama Héctor os quedaréis bastante indiferentes, ya que muchos de vosotros no le conoceréis, aunque es un asiduo colaborador de la Marcha Cicloturista Solidaria, posiblemente el lugar donde se sembró la semilla solidaria en su corazón, o al menos eso me gustaría pensar.

Héctor tiene 11 años. Supongo que saber que al hermano de un compañero y amigo del colegio le habían diagnosticado un Sarcoma de Ewing (¿os suena de algo?) no debió de ser una buena noticia.

¿Qué debió pensar Héctor en ese momento? Lejos de quedarse indiferente y ponerse a jugar con consolas, tablets o lo que sea… la semilla de la solidaridad y el compromiso recibió el abono y el agua que necesitaba para empezar a crecer.

Manos a la obra… nace el shurikan blau

Rápidamente Héctor se puso manos a la obra y le propuso a Alex, su amigo, hacer algo para recaudar dinero para ayudar a los niños que sufren enfermedades como la que sufre Marc, el hermano de Alex.

El objetivo de la donación estuvo claro desde el primer momento: colaborar con la fundación del Hospital San Juan de Dios de Barcelona para la construcción del Pediatric Cáncer Center, una ampliación del hospital para mejorar el tratamiento a niños con cáncer que ofrece este centro.

¿Cómo conseguirlo? Y es aquí donde surge la idea del origami, que es el arte japonés de hacer figuras de papel simplemente doblando el papel y sin cortarlo, resumiendo…papiroflexia para que quede claro.

Para ello han recurrido al shuirikan, un origami con la forma de la estrella que utilizaban los antiguos ninjas japoneses para atacar a sus enemigos. En este caso Héctor y Alex son los ninjas que las van a utilizar para atacar al cáncer infantil vendiéndolas.

La idea ha evolucionado desde que se les ocurrió. El concepto, la forma, el envoltorio,…. todo se ha adaptado de una manera espectacular. Se ha convertido en un adorno ideal de Navidad, la tarjeta perfecta de felicitación para estas fiestas tanto para particulares como para empresas.

El shurikan … todo un éxito solidario

Hubo una persona que un día me dijo, cuando estaba inmerso en la organización de la 1ª Marcha Cicloturista Solidaria, que “todo aquello que se hace desde el corazón y el amor siempre sale bien”.

Tengo que reconocer que este comentario se ha convertido, al menos para mi, en una máxima, la cual ilustra a la perfección lo que es en la actualidad el proyecto solidario del shuirikan que están desarrollando Héctor y Alex.

Lo que empezó casi como un juego entre niños se ha convertido en una auténtica “empresa solidaria”. Han implicado con su ímpetu a todos sus compañeros de clase, a los padres, a la propia escuela Garbí donde estudian e incluso a sus amigos de fuera del colegio.

A fecha de hoy, cuando Marc se está recuperando de una intervención quirúrgica en el Hospital San Juan de Dios de Barcelona, Héctor y Alex nos han dado toda una lección de humildad, de trabajo, de compromiso, de ilusión y de demostrar que si se quiere se puede.

Han sabido crear una idea, le han dado forma, han evolucionado el producto, han desarrollado canales de comunicación sin ayuda de nadie (esta es la web que Alex a desarrollado www.shurikanstar.com/), han conseguido líneas de financiación y patrocinio y, a fecha de hoy, han hecho de una idea un auténtico proyecto solidario de éxito digna de estudiar en escuelas de negocio.

En este momento llevan recaudados en un mes ¡más de 7.000 €! … y todo indica que esto sólo es el principio.

Sólo puedo quitarme el sombrero ante estos dos cracks de 11 años. La palabra imposible no existe en su vocabulario. Son una auténtica inspiración personal y su iniciativa toda una auténtica lección de humildad y superación de límites.

Para el 2018 estamos embarcados en la 6ª edición de la Marcha Cicloturista Solidaria Velo Club – Fundación Alba Pérez y tengo claro que vamos a colaborar con ellos.

Con su espíritu y aunando esfuerzos, estoy convencido que tanto el Pediatric Cáncer Center como alcanzar el éxito de la investigación de tratamientos contra el Sarcoma de Ewing que financia la Fundación Alba Pérez, están cada vez más cerca de hacerse realidad.

Espero que esta historia de superación y de ilusión te haya sido de inspiración. Y si quieres colaborar, aquí te dejo unos enlaces que seguro serán de tu interés:

  • Proyecto shurikan blau: AQUÍ
  • Fundación Alba Pérez: AQUÍ
  • Dorsal Solidario 2018: AQUÍ
  • Marcha Cicloturista Solidaria Velo Club: AQUÍ

¿Qué te ha parecido esto del shurikan?  ¿Verdad que lo que están haciendo Héctor y Alex es espectacular?

Dale al me gusta, comparte, hazte con tu shurikan , felicita la Navidad de una manera original y solidaria y, si te apetece,… ¡déjame tus comentarios!

Y como no podía ser de otra manera… ¡aprovecho para desearos que paséis unas Felices Fiestas! ¡Feliz Navidad a todos!

NA Fotos de Kris Moya Studio

3 pensaban en “shurikan blau, las claves de un éxito solidario inspirador”

    1. Hola José Luis!!!!
      Cierto. Es toda una maravilla lo que han conseguido y por iniciativa propia. Cuando sean grandes podrán valorar en sus justa medida lo que han logrado.
      Saludos y felices fiestas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *