fb-share-icon0

La semana pasada se anunció el cambio en la presidencia de la Federación Española de Cicloturismo y con ello se abrió la caja de Pandora.

Crónica de una muerte anunciada

Con este título, proveniente de una de las obras maestras del escritor Gabriel García Márquez, quiero ilustrar la aparición de una noticia en los mentidreros del ciclismo español como es el relanzamiento de la Federación Española de Cicloturismo.

El cambio en la presidencia de esta asociación (si digo federación lo mismo se enfadan desde la RFEC), ha servido para escenificar una situación de fractura existente entre el ciclismo federativo y el ciclismo de la calle. Algo sobre lo que he hecho referencia en este blog en algunas ocasiones.

El apoyo al cicloturismo desde la RFEC y desde algunas territoriales deja mucho que desear. Aunque no quiero generalizar, ya que después del análisis que hice a principio de año pude constatar que federaciones como la murciana o la catalana estaban en otra órbita, hay que reconocer que había otras que no dedican ni un mísero espacio a publicar artículos, eventos o calendarios de marchas cicloturistas.

También hay que apuntar el desamparo existente desde las federaciones de ciertos organizadores de marchas cicloturistas ante las restricciones arbitrarias de las autoridades de tráfico a la hora de gestionar los eventos.

Si a eso le sumas la polémica desatada con el coste de las licencias de cicloturismo de principio de año (vamos a ver qué pasa de cara al 2017), es normal que la fractura se haya profundizado.

Esta sensación de desamparo del cicloturismo es patente, algo inexplicable cuando más del 70 % de la licencias de una federación provienen del cicloturismo… deportivo.

Y remarco lo de deportivo porque la definición de cicloturismo es tremendamente amplia. Dar una definición en la que todo el mundo se sienta integrado se me antoja difícil, y más teniendo en cuenta que estamos en un país donde nos gustan las definiciones maximalistas de marcar paquete.

Pero la realidad es que si el cicloturista deportivo se siente desamparado por las federaciones, no hace falta imaginarse cómo se sienten esas otras sensibilidades que ya no se identifican con ese cicloturismo. Y si hablamos del ciclismo urbano… ¡apaga y vámonos!

Federación Española de Cicloturismo

¿Hace falta una Federación Española de Cicloturismo?

La aparición de la Federación Española de Cicloturismo en el panorama cicloturista de nuestro país ha puesto el dedo en la llaga en un debate que lleva ya mucho tiempo activo y que hace referencia al modelo de cicloturismo.

El ciclismo tiene algo especial que lo diferencia de otros deportes: el grueso de sus participantes no compite. O al menos no lo hace en lo que se entiende como competición reglada.

Y este detalle es muy importante, porque el concepto de federación hace referencia al deporte competitivo, quedando así al margen el cicloturismo por definición. Por esta razón cuesta tanto obtener subvenciones públicas para el cicloturismo, ya que como concepto no encaja en los tradicionales modelos deportivos de la administración.

Sinceramente no sé si hace falta una Federación Española de Cicloturismo al margen de las federaciones de ciclismo tal y como ocurre en Francia. Pero que hace falta un cambio en el cicloturismo en una línea u otra estoy convencido.

El cicloturismo, en cualquiera de sus modalidades, tiene un potencial infinitamente mayor que el ciclismo de competición. De eso las marcas de material ciclista están convencidas. Ahora sólo hace falta que las federaciones también se enteren.

Ya hay marchas en España que se organizan al margen de la federación, hay coberturas de seguros que pueden suplir al que se ofrece con una licencia (aunque no sea exactamente igual) y hay un sentimiento muy español que dice que “para pedalear tampoco hace falta pagar a nadie”.

Contra estos argumentos deberán luchar cualquiera de las federaciones o asociaciones en litigio. La que consiga dar una respuesta certera a un colectivo tan amplio, numeroso y disgregado se llevará la gallina de los huevos de oro.

A mi lo único que me preocupa de todo esto, es que un colectivo tan disgregado ya como es el del ciclismo, lo que menos le hace falta es aun más división. Divide y vencerás.

Federación Española de Cicloturismo

La lucha por el poder está servida. Y teniendo en cuenta el pastel (también en términos económicos) sobre el que se está debatiendo… posiblemente lo que quede en un segundo término sea el propio cicloturista.

Y un apunte final personal: tener un punto competitivo en nuestro día a día no es malo. Yo tengo este punto y me encanta, es la sal y la pimienta para muchos almuerzos y encuentros ciclistas. Pero también me encanta ir de tranqui, poner alforjas, hacer ciclismo urbano y asistir a marchas no competitivas, no en balde yo organizo una como es la Marcha Cicloturista Solidaria, aunque luego me bata el cobre en la QH o La Mussara.

Ojo con estigmatizar y señalar, porque lo que hay que hacer es sumar.

¿Cuál es la fórmula? La RFEC, las federaciones territoriales y las misma Federación Española de Cicloturismo tienen la última palabra…

Y tu, ¿cómo ves esta situación? ¿Cuál es tu opinión? Pongo este humilde portal al servicio de este interesante debate.

Dale al me gusta, comparte y deja tus comentarios para abrir un debate tan necesario como importante.

NA Fotos Ciclismo Ninja, Kris Moya Studio y propias

16 pensaban en “Federacion Española de Cicloturismo… y se abrió la caja de Pandora”

  1. me gusta salir con los compis ha dar un «paseo» y ha la tarde volver ha salir, ahora si, ha dar un paseo por el pueblo , me gusta visitar otros lugares que requieran estar varios días pedaleando.
    Lo que no veo bien es que de todo se quiera hacer un negocio , y sacar tajada y cuanto mas mejor, me hice un seguro en teoría me cubre ha mi y ha la bici allá donde vaya,
    para mi cicloturismo no es hacerse unos km tos apiñaos en el camino haciendo cola para subir/bajar la pendiente, luego te dan un bocata el sorteo y pa» casa con el regalo si has tenido la suerte que te toque algo, eso es una carrera popular de toda la vida, nada que ver con el cicloturismo, ya lo dice la palabra ciclo -bici- y turismo -fotos o parar ha ver un monumento o lugar pintoresco etc- y en las carreras populares , mal llamadas cicloturista, pocos son los que se paran ha contemplar las vistas de allá por donde se pase, pero esto también es solo una opinión de otro humilde cicloturista/biker, rutero.

    1. Hola!!!
      Te agradezco tu comentario y opinión. Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas, aunque en otras seguro que discrepo, desde le respeto, en matices.
      Yo por suerte o por desgracia, según quien lo mira, a mi me gusta y me encanta cualquier modalidad o manifestación ciclista. Desde la más deportiva hasta la más cicloturista como las que tu planteas pasando incluso por la urbana.
      Yo intento buscar momentos para todo, siempre en función de la compañía, del momento y de las necesidades. Y en todas intento dar lo mejor de mi (tanto en lo deportivo como en lo personal) y disfrutar al máximo de todo lo que se me ofrece.
      Salud y pedales!!!

  2. Estoy leyendo este blog y veo que hay un batiburrillo de conceptos que es el que determina el problema y no es otra cosa que llamáis cicloturismo a lo que no lo es, esas marchas que montáis son carreras, publicáis una clasificación por tiempos, cortáis la carretera para pasar sólo vosotros y os escolta la Guardia Civil o la Policía, ponéis publicidad de empresas patrocinadoras, vamos que la única diferencia con una carrera de ciclismo profesional es que no hay árbitros.
    El cicloturismo es otra cosa, es turismo en bici y para hacer turismo no se va a saco ni se corta en el control de llegada, cada uno va a su marcha, se para a hacer fotos, se para a beber o a comer cuando quiere y si viene bien se cambia el itinerario porque sí, previo acuerdo entre los participantes. La única regla para practicar el cicloturismo es montar en una bici y pedalear, sin más, es la esencia del ciclismo porque que sí, por pasear en una bici.
    Los cicloturistas hacen eso precisamente, se pasean con la bici y no les preocupa alcanzar grandes velocidades punta para ganar al de al lado, porque el de al lado no es un competidor, es un colega y como a tal se le saluda y como no van a saco pueden hablar tranquilamente del tiempo, de a donde piensan llegar, de dónde piensan dormir, de dónde se come mejor, de una buena foto, se paran, se hacen fotos, hablan de bicis y disfrutan del paseo, porque cicloturismo es eso, pasear, en cuanto que aparece una clasificación, ya es otra cosa, lo que quieras pero no cicloturismo.
    Y de ahí vienen los problemas, de esa confusión que habéis organizado, la RFEC sólo sabe de organizar eventos con pasta de por medio, los cicloturistas sólo queremos un seguro que nos cubra si tenemos un accidente mientras paseamos, una asistencia en carretera por si hay alguna avería, por si le hacemos daño a alguien o nos lo hacen a nosotros y alguna vez, salir a rodar juntos, hacer una ruta que alguien se sabe o que le han dicho por donde se va y que es bonita o como llegar a un sitio en que se come de fábula para después seguir paseando o coger un tren para volver a casa, cosa que vuestras marchas «cicloturistas» ni siquiera se plantean.
    No es raro que no entendáis que se quiera hacer una federación de cicloturismo, porque los cicloturistas tienen otras necesidades a los ciclistas de competición, precisamente por eso, porque no competimos entre nosotros ni con nadie, solo con el tiempo para que se alargue el paseo y dure más antes de parar.
    Otra cosa que nace ántes que el mismísimo Tour de Francia, aunque tu las hayas conocido hace poco y sean nuevas para tí, son las brevets (pruebas), en las que se ponen a prueba los participantes indivualmente para recorrer unas distancias determinadas en unos tiempos mínimos y máximos, especificados en velocidades medias, si llegas antes el control está cerrado y tienes que esperar a que lo abran, el mínimo 35 km/h y el máximo 15 km/h, de ahí salen las carreras clásicas y las pruebas por etapas, Tour, Giro, Vuelta y demás. Las brevets vienen celebrándose desde principios del siglo XX y son pruebas individuales, sin asistencia de ningún tipo, ni coches de apoyo ni coche escoba ni nada, sólo ciclismo autosuficiente. Mira las primeras etapas del Tour y verás los kilometrajes, de ellas han salido pruebas que hoy se denominan clásicas, París-Roubaix, París-Niza, etc.
    Si no utilizaráis el término cicloturismo en vuestras marchas ciclistas, no habría confusiones, el cicloturismo es otra cosa, no eso que hacéis vosotros, si le llamárais marchas ciclistas quedaríais mejor y se sabría a lo que se va cuando alguien se apunte a ellas.

    1. Hola Agustín!!!
      Ufff!!! No sabría por donde empezar. Tanto tu disquisición como mi respuesta serían dignas de un post ya por si mismas. De todos modos, por mi parte no quiero extenderme aquí en exceso.
      En primer lugar quiero darte las gracias por tu comentario, ya que muestra bien a las claras una postura tan respetable, o más, como puede ser la mía o la de cualquiera que opine sobre ciclismo o cicloturismo.
      Dicho lo dicho, tengo que reconocer que me ha entristecido y, al mismo tiempo, me ha alegrado la manera en que utilizas el «vosotros» con un cierto tono despectivo a lo largo de toda tu exposición. No voy a entrar a discutirte punto por punto todo lo que dices ya que no creo que sea este el lugar, pero si diré porque he tenido estas dos sensaciones.
      Tristeza: me he sentido así porque se ha etiquetado de una manera que me ha hecho sentir como si fuera malo y usurpador de algo que es propiedad en exclusiva de alguien. También como si «ese» colectivo señalado fuera el causante de un problema, el cual no acabo de detectarlo.
      Alegría: porque veo que desde las posturas maximalistas de ambos extremos del cicloturismo, el que considero yo un sólo colectivo auqnue se que eso no gusta a algunos, mis argumentaciones y comentarios les escuecen. Será porque me siento identificado con todos en general y con ninguno en exclusiva.
      El cicloturismo es como un espejo… roto. Cada uno tenemos un pedazo y vemos en él lo que vemos. Quien diga «esta es la verdad» (el auténtico cicloturismo) se equivoca. Por suerte hay muchos cicloturistas con un amplio campo visual que saben disfrutar de la bicicleta de muchas maneras y, especialmente, saben disfrutar en cada momento de la manera que hay que hacerlo, en función de las circunstancias y del contesto.
      Gracias de nuevo Agustín por tu comentario y por reafirmarme en que el cicloturismo es un colectivo tremendamente heterogéneo y rico de pensamientos e iniciativas. Si la Federación de Cicloturismo es capaz de tener un punto de vista amplio le ganará la partida a las federaciones tradicionales, de lo contrario, siento decirlo, comentará el mismo error que han cometido estas últimas: ser sectarias y sólo centrarse en una parte del amplio abanico de sensibilidades ciclistas.
      Salud y pedales amigo!!!

      1. ¡ Pero si te vas por las «ramas» !
        Que nooooo que es muy fácil , cicloturismo es sinónimo de viajar en bici, de PASEAR EN BICI, lejos de todas estas movidasque organizan entorno a VUESTRAS CARRERAS , si vuestras por que efectivamente han usurpado y mancillado el buen nombre de quienes amamos la bici y los viajes en ella. Nacimos siendo cicloturistas, algunos llegaron a ser nómadas otros se conformaban con menos y así en sus bicis con dos alforjas recorrierron los Caminos De Santiago, surcaron el Midi y muchas rutas que mejor no os comento no sea que mañana , también , estén plagadas de letreros de publicidad y policías cortándonos el paso o lo que es peor pagar por moverse en bici.
        Os ruego, si a vosotros, que adopten otro nombre y POR FAVOR ¡ no confundan a los iniciados !

        1. Hola David!!!
          Te agradezco, de igual manera que a Agustín, tu comentario.
          De todos modos creo que tanta etiqueta hace que al final, esto del ciclismo se convierta en tristes reinos de taifas.
          ¿Alguien quiere quedarse con la palabra cicloturismo y lo que quiera darle de significado y valor? Toda suya. Si con eso se consigo que sea más feliz… yo también lo seré.
          Pero la realidad seguirá estando ahí: ¿cicloturismo es sólo pasear en bici? Que cada uno se lo responda.
          Salud y pedales!!!

          1. Si, cicloturismo es sólo pasear en bici, para hacer cicloturismo sólo hace falta una bici y ganas de pedalear, vamos, que no hace falta ni una licencia federativa, no hace falta ni federación, lo que sí hace falta es un seguro que te cubra en caso de accidente, como a todos los ciclistas, un seguro de asistencia en carretera por si tienes una avería, como a todos los ciclistas, un seguro de responsabilidad Civil por si haces daño a alguien o te lo hacen a ti para que te defiendan en los tribunales, como a todos los ciclistas, y unas rutas por las que ciclar, como a todos los ciclistas. En cuanto aparece un reloj que mida el tiempo que estás dando pedales, ya no es cicloturismo, es ciclismo puro y duro y a partir de ahí entran desde las pruebas de randonneurs hasta las carreras por etapas.

          2. Hola Agustín!!!
            Gracias por tu aportación, y estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices. Lo único que no acabo de ver claro es el concepto de pasear. Según lo que se haga o con quien se haga puede ser una auténtica emboscada.
            Quizás para mi, el concepto cicloturismo tenga una visión más amplia, ni mejor ni peor, pero si más amplia.
            Saludos!!!

  3. Más federaciones=más chupópteros (García dixit)

    Te compraría algunas cosas, pero a mi eso del «ciclismo urbano» me escama…¿el «bicing» en ciclismo urbano? ¿ciclismo urbano es ir con cascos y sin casco (no me vaya a quedar mal el postureo «fixie»)?

    Para acabar defenderé el Ciclodeportismo, y es que a mi el turismo no me gusta.

    Un abrazo Nico.

    1. Hola Grabriel!!!
      Ja ja ja!!! Me gusta tu sinceridad. Máxime cunado hay muchos que parece que reniegan del ciclismo deportivo porque son cicloturistas 100×100, pero tampoco hacen ciclo+turismo.
      En relación al ciclismo urbano no voy a entrar en lo del bicing o el postureo fixie. No quiero ni encasillar ni juzgar.
      Yo el ciclismo urbano lo entiendo como una manera de integrar la bicicleta en mi día a día en un entorno diferente, sin postureo y con casco.
      Saludos y pedales!!!

  4. No es Federación Española de Cicloturismo, es simplemente Federación de Cicloturismo. Todo el lío que se está armando es por eso, porque la mencionáis como Federación Española de Cicloturismo, y no es así.
    Un saludo

    1. Hola!!!
      Seguro que algunos sitios lo de «española» puede crear controversias. Pero a la RFEC lo que le escamaba era lo de «federación».
      Pero no creo que al cicloturismo, en cualquiera de sus sensibilidades, esto sea un problema. Al menos para mi, discutir en estos términos es una trivialidad sobre la que no voy a perder ni un segundo .
      Saludos!!

  5. A esto se le puede sumar que hay otros colectivos que llevan años promoviendo el ciclo + turismo y que la gran mayoría están dentro de ConBici

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.