El próximo domingo 13 de noviembre se celebra una nueva edición de la Barcelona Sitges 2016, una marcha cicloturista 100×100 reivindicativa. ¿Vienes?

Dualidad contradictoria

En toda tertulia ciclista, cuando sale el tema de la seguridad vial o, lo que es lo mismo, la seguridad del ciclista ante el tráfico motorizado, rápidamente sale la vena pesimista acompañada de la expresión “esto no tiene arreglo”.

Por otro lado, también hay que decir, que cuando sale una noticia del atropello de un ciclista, rápidamente también sale la vena rebelde que nos dice “esto es inadmisible, hay que hacer algo”.

Todos, y ahí me incluyo yo el primero, nos hemos movido en algún momento dentro de esa dualidad: no se pude cambiar nuestro entorno pero al mismo tiempo hay que hacer algo para cambiar ese entorno.

¿Contradicción? ¿Pataleta?

Personalmente estoy convencido que estamos todos, o casi todos, posicionados en el segundo punto de vista. Que nos identifiquemos de todos modos más con una postura que con otra depende de muchos factores: nuestro acomodamiento, nuestra concienciación, nuestra pro-actividad, nuestra rebeldía ante la injusticia o algo tan desagradable como el sufrir en primera persona una desgracia irreparable que no hace falta ni mencionar.

Barcelona Sitges

La Barcelona Sitges, tradición reivindicativa

Desde que tengo conciencia de la necesidad de reivindicar el poder practicar un ciclismo seguro, siempre ha habido una cita que ha abanderado sistemáticamente en Cataluña esta reivindicación. Me refiero a la Marcha Barcelona Sitges.

Una cita organizada por la propia Federación Catalana de Ciclismo, que bajo diferentes formatos, siempre ha tenido ese sabor de día festivo en torno a la bicicleta y, como no podía ser de otra manera, con un tono reivindicativo de políticas que garanticen la práctica de un ciclismo seguro en cualquiera de sus modalidades.

Algunos abogan en diferentes foros y, especialmente en redes sociales, que todos los ciclistas deberíamos concienciarnos de unir esfuerzos para defender nuestros derechos como colectivo, que deberíamos ponernos de acuerdo todos para lanzarnos a la carretera y reclamar esos cambios legales de sentido común. Un unión para hacer entender de una vez por todas a nuestros gobernantes que nuestras demandas son legítimas y de sentido común.

Pues para todos aquellos que claman por un día en el que los ciclistas podamos reivindicar, tengo que deciros que ese día ya existe, que además hay una federación que lo promueve y que tradicionalmente miles de ciclistas lo secundan. Ese día es el de la Barcelona Sitges.

Una cita tradicional del mes de noviembre para que no haya excusas para no ir. Acabada la temporada para casi todos, sin la necesidad de preocuparnos por rendimiento ni objetivos deportivos a corto plazo, las fechas y el recorrido son perfectos para disfrutar de una matinal como pocas, para poder dar rienda suelta a nuestra conciencia de colectivo.

#PorUnaLeyJusta y #1metroYmedio

Algunos tendrán la tentación de decir “si hombre, que yo voy a secundar una iniciativa de estos catalanes”. ¡Patético! ¡Ignorancia llevada al extremo! ¡Así nos va como país y como colectivo!

En un contexto falto de iniciativas para cambiar la realidad que nos rodea, anteponer ideologías y pensamientos como estos es ponernos piedras en las ruedas a nosotros mismos.

Da igual donde vivas, da igual tu ideología, da igual que hagas ciclismo urbano o deportivo,… el riesgo, la falta de respeto que padecemos y la desprotección legal a la que estamos sometidos es exactamente la misma en Cataluña que en Andalucía que en Asturias o en cualquier lugar de nuestra geografía peninsular e insular.

Así que dejémonos de tonterías. En Cataluña hay un día: la Barcelona Sitges con miles de ciclistas en la calle. Tenemos la potente campaña de Anna González #PorUnaLeyJusta. Y todos los colectivos ciclistas tenemos y reconocemos como bandera común a #1metroYmedio.

¡Blanco y en botella será leche! Busquemos la unión entre todos y digamos: ¡basta ya! Así que todos manos a la obra:

  1. Campaña #PorUnaLuyJusta. Si no la has firmado aun… ¿a qué esperas? Clicka AQUÍ, firma y difunde. Que la titánica tarea de Anna González no pare.
  2. Haz tuyo #1metroYmedio. Pon el logo de 1 metro y medio tanto en redes sociales como en perfiles de whastapp. Empieza a concienciar a tu entorno.
  3. Hazte una foto a modo de eslogan con #PorUnaLeyJusta y/o #1metroYmedio y cuélgala en redes sociales y difunde el mensaje.
  4. Y si estás en Barcelona el domingo 13… ven a la Barcelona Sitges. Nunca el ciclismo había necesitado de estar unido tanto como ahora. Y el resto de federaciones ya podéis poneros las pilas: de cara al 2017 tenéis un año para coordinaros en un mismo día para escenificar esa unidad del ciclismo tan necesaria. No abandonéis al ciclismo ni a los ciclistas.

Barcelona Sitges

Y tu… ¿te animas a hacer tuyos estos 4 punto? O, ¿seguirás con una actitud derrotista tan alabada desde ciertos estamentos?

¡Yo tengo claro lo que voy a hacer! Nos vemos el domingo en la Barcelona Sitges (si veis un VELO colaborando en la organización en alguno de los cruces iniciales lo mismo soy yo).

Dale al me gusta, comparte, viraliza las propuestas, hazlas tuyas y consigamos entre todos un ciclismo seguro.

NA Fotos propias, VisitSitges y de Laura inBianco de la Barcelona Sitges 2016.

por una ley justa

por una ley justa por una ley justa

Este artículo no es un ataque contra nadie (por si algún peatón o automovilista se siente atacado). Ni mucho menos.

En el caso de peatones sólo decir que nos unen infinitamente más cosas de las que nos separan, así que los logros que obtengamos ambos colectivos serán en beneficio de todos.

Y en el caso de automovilista recuerda que a lo largo del día y de toda tu vida seras mucho más tiempo peatón que automovilista (e incluso ciclista), así que no te enfades porque también te defendamos a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.