Si vas a hacer ciclismo urbano por Barcelona y eres ciclista de culotte y maillot… ¡no te confíes! Te doy mis 7 claves para sobrevivir en la urbe.

Esto del ciclismo urbano por Barcelona es otro mundo

Más que 7 claves dogmáticas para sobrevivir haciendo ciclismo urbano por Barcelona, mi intención es explicaros un poco mi experiencia de urbanita ciclista por una gran ciudad como es Barcelona. Supongo que Madrid, Valencia o Sevilla, por poner unos ejemplos y salvando las distancias, también me hubieran creado estas mismas sensaciones.

Mira que la vida es caprichosa. Desde los 16 años practicando ciclismo deportivo no competitivo (no diré cicloturismo no sea que alguien me demonice) y es a los 45 años que me lanzo al ciclismo urbano por Barcelona.

La verdad sea dicha, es que la movilidad en Barcelona siempre ha sido complicada, especialmente en lo que a transporte privado se refiere (coche). Debido a que vivía fuera de Barcelona y que mi actividad profesional como Arquitecto Técnico me pedía movilidad, rápidamente me decanté por la moto como medio de transporte.

ciclismo urbano por Barcelona

Y aunque miraba de reojo la bicicleta como alternativa, la verdad es que siempre encontraba escusas diciéndome “otro día será”. Las pegas que encontraba eran de muy diversa índole:

  • Dónde dejar la bici.
  • ¿Y si me la roban?
  • ¡No puedo llegar sudando como un pollo!
  • Dicen que la eficiencia está en distancias inferiores a 10 km y yo hago muchos más.
  • ¿Y si pincho? Menudo palo ponerme a cambiar el pinchazo.
  • ¿Qué ropa me pongo?

Y así estuve un montón de años hasta que hace poco me lancé a darme una vuelta en bicicleta haciendo ciclismo urbano por Barcelona y encajando diversas visitas de obra que tenía.

La experiencia fue muy satisfactoria y gratificante, aunque no todos los recelos y dudas se disiparon.

Dicen que a la fuerza ahorcan. Así que en este 2017 me va a tocar trabajar mucho en Barcelona. Y aunque la moto es una alternativa, nada desdeñable, la realidad es que la opción de la bicicleta combinada con transporte público (Cercanías de RENFE) ha cobrado muchos enteros en mis preferencias.

Pero no es oro todo lo que reluce en esto de hacer ciclismo urbano por Barcelona, sobre todo si vienes del ciclismo deportivo. Creía que lo sabía todo, pero al igual que la BTT, el ciclismo urbano tiene sus propias técnicas y su idiosincrasia que lo hace diferente.

ciclismo urbano por Barcelona

7 claves para sobrevivir en la urbe

El ciclismo urbano por Barcelona ni es mejor ni peor que el deportivo, que el competitivo o que el cicloturismo, simplemente es otra manera de entender la bicicleta integrándola en tu día a día, siendo el concepto de medio de transporte eficiente y sostenible el que cobra una mayor relevancia sobre el resto de visiones del ciclismo.

Después de asomarme a este mundillo, dejadme que os explique mi experiencia con estas 7 claves. No pretendo sentar cátedra, pero a buen seguro que más de uno se sentirá identificado y espero que otros tantos les sirva para quitarse miedos, eliminar prejuicios y animarse a sacar la bicicleta para ir a trabajar.

  1. Sin pinchazos vas más tranquilo

Este era uno de mis grandes miedos. Llevar  cámara y bomba es un engorro, pero es el precio de la tranquilidad. Descubrir los neumáticos macizos como los Tannus ha sido mi gran hallazgo del 2016. Con ellos se acabó este miedo y las excusas. Ni baches ni cristales te frenarán en tu aventura de ciclismo urbano por Barcelona.

  1. Aquí no hay medias ni competiciones.

Olvídate de ir a rueda, de picarte, de ir a full o de hacer series. Si optas por hacer ciclismo urbano por Barcelona tienes que cambiar el chip. No harás medias de 30 ni de largo. Aquí vas a otro ritmo, vas más pausado. No es cuestión de llegar al trabajo con la lengua fuera.

  1. El saludo es de otra galaxia.

Las grandes ciudades son impersonales en las relaciones. En poblaciones pequeñas vas por la calle y te saludas. En una gran ciudad cada uno va a lo suyo. Así que el ciclismo urbano no iba a ser diferente. El saludo no existe, ya sea porque no hay conciencia de colectivo (aunque algunos dirán lo contrario) o porque si no estarías saludando cada 20 m.

  1. Ropa cómoda.

Ni culotte ni maillot. Aquí irás con ropa de calle normal. Busca la comodidad y la polivalencia. No vendría de más llevar una bolsa para colgarte a la espalda con la ropa que te pueda sobrar en un momento dado. No olvides las “pinzas” para el bajo del pantalón de la pierna derecha y ojo con el calzado de cordones que no se te enganche en el plato.

ciclismo urbano por Barcelona

  1. El carril bici es tu lugar.

Busca el carril bici en la medida de lo posible, y si éste está encima de la acera recuerda que estás es el espacio natural de los peatones. Son carriles bici políticos, nada prácticos y poco recomendables, pero es lo que hay. Estate atento al comportamiento de los otros ciclistas. Recuerda que estás en un entorno más impersonal y cada uno va a lo suyo.

  1. Candado obligatorio, casco aconsejable y luces obligatorias con nocturnidad.

Si te vas moviendo de sitio a lo largo del día, te recomiendo que lleves siempre candado ya que los amantes de lo ajeno siempre están al acecho. El casco no es obligatorio, aunque si aconsejable. Y el tema de luces es obligatorio  tal y como me ha apuntado Carlos I., si te pillan horas de nocturnidad en las que debemos ser visibles.

  1. Planifica tu recorrido.

Realmente lo de los 10 km es real. Más allá de esa distancia el factor tiempo juega en tu contra y si quieres compensar esta circunstancia acabarás de romper a sudar. Si la bici es plegable puedes recurrir al metro, autobús, tranvía i cercanías RENFE, si no lo es, ¡se siente!, sólo te queda la opción de RENFE. Así que planifica tus rutas y busca las combinaciones. A corto plazo es siempre más económico que el transporte privado.

Espero que mi experiencia desde el punto de vista del ciclista deportivo reciclado al ciclismo urbano por Barcelona te haya servido. Hay muchas cosas más a tener en cuenta… pero eso me lo reservo para otro post de cara a la primavera.

¿Te animas a hacer ciclismo urbano? ¿Cuál sería tu 8ª clave?

Dale al me gusta, comparte y déjame tus comentarios, estaré encantado de darles respuestas

NA Fotos propias, Ciclismo Ninja y Kris Moya Studio.

7 pensaban en “7 claves de ciclismo urbano por Barcelona para ciclista de culotte”

    1. Hola Angel!!!
      Pues la verdad es que si. Hasta hace 3 años era la bici de mis salidas. Desde entonces la he tuneado como clásica y la utilizo también en mis desplazamientos por Barcelona.
      Saludos!!!

  1. Yo también me he reconvertido pero voy de punto a punto y tengo posibilidad de guardar la bici. En tu caso te recomendaría bici plegable. Una Brompton es cara, 1300€ pero no baja de precio y es muy duradera. Ir con tiempo a los sitios y como es plegable va contigo. No sé si hay neumáticos macizos de 20 pulgadas. La conducción tranquila es obligatoria. No forzar los semáforos y al parar observar. Se ven muchos detalles. Mirar el cielo o el sol. Unos guardabarros tampoco sobran. Ciudad obligatorio luces y timbre. Llegar en bici a los sitios es una declaración de intenciones. Hay maillots muy elegantes y ropa muy chula.

  2. Hola. Me ha encantado el artículo y lo suscribo hasta en lo de la profesión. Yo llevo bastantes más años en bici por mi Zaragoza natal y, aunque no soy un pionero ni ya el único, me gustaría escribir y podría, un libro con consejos, reflexiones y anécdotas.

    1. Hola Jesús!!!
      Tampoco soy pionero ni mucho menos, pero me alegro de tener tantos puntos en común contigo aunque sea en la distancia.
      Si te animas a hacer el libro te hago la promoción desde este blog, ¿te animas? Y si queires publicar algo aquí te hago la invitación formal.
      Saludos y pedales!!!

  3. Ostras… no conocía lo de los neumáticos macizos… Gran opción! es verdad que en ciudad pinchas muy poco.. llevando bien los neumáticos… Yo solo me he encontrado una vez la bicicleta pinchada y es porque llevaba una chincheta clavada…

    1. Hola Angel!!!
      Yo tampoco es que pinche mucho. La verdad es que me ocurre poco, pero cuando pasa te fastidia. Así que moverme por ciudad con el miedo a pinchar no me apetecía. Con los neumáticos macizos se acabo el problema.
      Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.